Atrás quedaron los excesos en las comidas con motivo de las vacaciones y al igual que volvemos a la rutina con la llegada de septiembre, necesitamos recuperar esa normalidad alimentaria perdida antes del verano. Las verduras y hortalizas son unos de los alimentos más conocidos y reconstituyentes, que aportan múltiples beneficios para ayudar a restaurar el organismo tras esos atracones poco saludables, sin embargo, siguen siendo de los menos consumidos.

Estos productos nos ofrecen una baja consistencia calórica, son ricos en fibra, vitaminas y minerales (micronutrientes) y se aconseja que sean frescas y de temporada para aprovecharnos al máximo de todos sus beneficios.

Su papel es fundamental en la dieta mediterránea, pero deberíamos incorporarlos en nuestra alimentación diaria y enseñar a los más pequeños la importancia de comer este tipo de alimentos con frecuencia.

Son un excelente acompañante de otros tipos de alimento como carnes, pescados, quesos, pastas, arroz o legumbres y aportan el equilibrio nutricional necesario para una alimentación saludable. Lo más importante es combinar los alimentos según sus nutrientes en lugar de hacerlo por aquello que no contienen (sales, azúcares, grasas saturadas, etc.).

El consumo de verduras y hortalizas de hoja verde ayuda a estimular la producción de células inmunes innatas, que se encuentran en el revestimiento del sistema digestivo y son necesarias para el correcto funcionamiento intestinal.

En Brasería Navarro somos amantes de la carne, pero día a día buscamos la innovación en platos compuestos por hortalizas y verduras que mantengan un carácter propio y un sabor delicioso que conviertan el consumo de verduras y hortalizas en una experiencia única y memorable sin olvidar el aporte calórico, nutricional y saludable de la dieta mediterránea.

¿Quieres conocernos? ¡Contacta con nosotros y reserva ya!